30 octubre 2009

Expo Cannabis - 5º Foro del Cáñamo y tecnologías altenativas

Una buena propuesta para este fin de semana, es el 5º foro del Cáñamo y las tecnologías alternativas "Expo Cannabis 2009" que se celebra los días 30, 31 de octubre y 1 de noviembre en La Cubierta de Leganés (de 11:00 a 21:00 h - 15€/día - 40 €/bono tres días).

Actuaciones, conferencias y todo tipo de artículos destinados al autocultivo para particulares y profesionales en la feria del sector cañamero más potente del Estado, y una de las más grandes de Europa en la que además se trabaja duro para la normalización y consolidación de la industria del cáñamo.

Más info: http://www.expocannabis.com


Makea

Florence and the Machine, "Lungs"

Este verano, alguien me dijo que había visto un video en la tele de una tal Florence and the Machine, y que le había flipado, que tenía una voz potentísima, y que le habia gustado mucho. Así que me dirigí a mi ordenador, busqué el grupo, y lo que encontré me dejó... sorprendidísima. Y es que cuando encuentras grupos nuevos y buenos, piensas que no todo en la música está perdido...

Esta banda está capitaneada por Florence Welsh, una británica pelirroja con una voz potentísima, 22 añitos y parece que mucho que ofrecer. En 2008 lanzó dos singles, "Kiss with a Feet" y "Dogs days", y en 2009 su album "Lungs" vio la luz. En el disco se mezclan arpas, coros, baterías potentísimas y una voz tremenda, que en directo tiene que hacerte llegar a lo más alto...

El disco tiene temazos como "You've Got The love", "I'm Not calling you a Liar", o "Girl with One Eye" que quizá es de las que mas me gustan del disco, por su estilazo, su cadencia, y su sensualidad. El estilo de esta banda tal y como se describe en su Myspace es: Grindcore/Acusmática/Cintas de cassette/Canción popular melodramática. Para mí es una mezcla de estilos, gótico, pop, rock... pero lo que en realidad describe a esta chica y su estilo es "locura". Según ella misma ha comentado, compone y escribe un poco "bolinga", o resacosa, porque es la mejor manera de que todo fluya, y la verdad, los resultados son increíbles.

El caso es que describir a esta banda que agota entradas para sus conciertos en pocas horas, que en directo son una bestia parda, y que son calidad, es complicado, y lo mejor es que vosotros mismos lo escuchéis y opinéis.

Un detalle: esta chica fue descubierta en un baño de una disco de Londres.

De momento os dejo unos enlaces, y el deseo de que os guste y de que venga a España pronto!!!!!!!!

Myspace de Florence and the Machine:
Web de Florence and the Machine.

Que lo disfruteis!!!!!

Lady Perrunilla.

29 octubre 2009

Ningún mantero en prisión - Concierto solidario

El programa radiofónico Los Lunes al Rock, que se emite en directo en Radio Carcoma (y ahora también en Radio Mai en Zaragoza y en Radio Eco FM de Ourense) organiza el festival solidario Ningún Mantero en Prisión el próximo 6 de noviembre en la Gruta 77.

Allí estarán actuando Vagos Permanentes, Delito y Medio, Atake Urbano, Luka SinRaza y La Madre, al precio de 6 € en anticipada y 8 € en taquilla.


Los beneficios del concierto irán destinados a los sin papeles de Madrid, en una iniciativa que pretende modificar el artículo 270 del Código Penal, que castiga hasta con 2 años de cárcel y multas desorbitadas a quienen es realidad son el último eslabón de la cadena del pirateo y la fabricación de artículos de imitación. En la actualidad hay 118 personas encarceladas por este motivo.

Si además quieres adherirte al manifiesto, apoyar esta causa o proponer más iniciativas, puedes contactar con este mail:
sinpapeles.madrid@gmail.com

Y por último, nos invitan a que firmemos por la despenalización del Top Manta:
http://transfronterizo.at.rezo.net/spip.php?page=respuestas&id_form=4&id_article=90


Enlaces:

Blog de Los Lunes al Rock
Makea

26 octubre 2009

Especial Arizona Baby - Despedazando Second to None

Hoy 26 de octubre se publica el segundo disco de Arizona Baby Second to None. Este disco se puede escuchar completo desde hace días en el MySpace de estos vaqueros vallisoletanos. Mordor Sonoro ya dedicamos a Arizona un unplugged en el barrio y una entrevista, además de unos cuantos artículos y llevamos acumulando expectación por este disco durante algunos meses, así que nos hemos tirado en plancha a por su escucha.

Además, siendo uno de los grupos que más nos han molado a toda la parroquia de Mordor en los últimos meses queremos lanzar un homenaje a Arizona Baby despedazando cada una de las canciones de este disco, comentándola desde la perspectiva personal de los Mordor's. Ahí va...


1. Shiralee (by Makea)

Hace poco más de 2 semanas que llegó la bebé a casa y ya el primer día nos escuchamos juntos el primer disco de Arizona Baby entero. Ya la dije yo: «Este grupo ya habla de ti en el nombre, porque son los Arizona, beibi».

A los pocos días me enteré de que salía el segundo disco. Por fin. Y tirando de MySpace el primer tema que escuché también fue el que abre el disco: «Shiralee». Un trallazo pegadizo con una voz desgarradora y que según me he enterado después tiene nombre de película. Poco he tardado en acuñar una traducción libre para esta canción que utilizamos a la hora de cambiar pañales: «Chirla ahíiiii».

2. The Truth (by Lady Perrunilla)

58 segundos de frenéticas guitarras y ukeleles te trasportan a un polvoriento y sucio pueblo del viejo oeste. Así comienza «The Truth», pero como siempre tras la tempestad llega la calma. Escucho el tema unas cuantas veces, y me imagino la escena: tipos duros contra tipos más duros todavía, un pulso entre los buenos y los malos (los malos son los buenos y los buenos los malos, como siempre). Si me pillan y me preguntan no diré nada. Si ellos te recomiendan que es mejor decir la verdad, será mejor decirla, pero yo no lo haré; aunque me torturen yo no diré nada. Es la historia de siempre en el viejo oeste, asalto a trenes, a diligencias, secuestro de chicas jóvenes y guapas, carteles de Wanted, dead or alive que llenan las paredes de los pueblos con las caras de los ladrones más buscados, que no dirán nada, que nunca dirán nada si les atrapan. Este tema bien puede ser una canción para Jesse James o Billy the Kid, los más buscados y los más temidos del viejo oeste.

Bienvenidos al Oeste amigos, desenfundad las pistolas y montad vuestros caballos, proteged a vuestras mujeres e hijas y cuidado, que llegan los Arizona.


3. Ouch (by Javi Kaos)

«Ouch», un golpe en la cabeza, un entramado de sonidos entre percusivos y cuerdas vibrando. Al principio suenan amenazadores hasta que la melodía te inunda y no puedes hacer más que irte con ella. Es en este punto cuando te empiezas a sentir como en el desierto, en el verdadero oeste, aunque estés pisando Valladolid, pero se nota la calidez del aire y el sol en tus oídos. Las guitarras son como la arena, tan resecas como cómodas, las voces como cactus, punzantes y a la vez bellas y la percusión como el sol, implacable, llenándolo todo.

4. Runaway (by Barber)

Es quizás la canción del disco que más me recuerda a Johnny Cash y me resulta inevitable que la palabra duelo me venga contínuamente a la cabeza, uno de esos que no resolverás en la puta vida.

5. A Tale of the West (by Barmatal)

Llegamos al ecuador del disco con uno de los temas más explosivos, en el que Arizona nos cuenta un cuento del Oeste con su clásica imaginería de Saloon, oscuros forajidos y duelos a muerte. Musicalmente es un tema controvertido (¿«Hotel California»? ¿Flamenco? ¿Reggaetón?) que no dejará indiferente a nadie y que quedaría perfecto en una banda sonora de Tarantino. Aviso: te mantendrá tarareándolo durante días.


«A Tale of the West» - Sonoroma '09

Vídeo JaviKaos - Mordor Sonoro

6. Ballad of A (by Lanus)

Una canción envolvente, que te transporta con facilidad a la psicodelia setentera, con toques folk, que podía apreciarse en grupos como Jefferson Airplane o Country Joe and The Fish. Una letra para reflexionar, una gran variedad de registros vocales, y unas guitarras y percusión hipnóticas, hacen que una simple balada, se convierta en pura filosofía. Para quedarse en la parra un rato, vaya

7. Getaway (by Tinín)

En «Getaway» nos alejamos de los planos paisajes del desierto arizónico y nos aproximamos a las costas californianas; no porque la austeridad musical de los pucelanos se vea edulcorada, sino porque la alegría que transmite el cariñoso riff de guitarra acústica encaja más con esa zona del universo musical americano. Porque la excepción confirma la regla, una de las joyas del segundo gran álbum de Arizona Baby.

8. Dirge (by Dr. Jarri)

Como indica el Merriam-Webster dictionary“Dirge”: 1 : a song or hymn of grief or lamentation; especially : one intended to accompany funeral or memorial rites; 2 : a slow, solemn, and mournful piece of music— el tema despierta cierta melancolía fúnebre. Un medio tiempo marcado por la guitarra y caja y esos coros que tan bien cultivan estos chicos. Un par de punteos de vocación profundamente roquera adornan un tema que se torna pegadizo con las escuchas. Sin caer en el estrofa-puente–estribillo común, mantienen una estructura tradicional en la construcción del tema pero dándole sucesivas vueltas de tuerca. Tanto a la melodía como a la letra. «People in their thirties...» con sueños oscuros que contar.


9. Muddy River (by Joven Frodo)

Como un dulce relleno de arsénico, «Muddy River» esconde una desagradable sorpresa detrás de su melodía pegadiza y vibrante que, alegre, invita al baile. La canción es un country garagero en el que el histerismo en la voz de Javi y los ah-ah-ah del estribillo muestran uno más de los (muchos) registros en los que El Meister se puede mover al cantar. Con Jack White en la mente, «Muddy River» se me antoja como una hija bastarda parida por unos (supuestos) White Stripes acústicos y adoptada, educada y moldeada por los Mojomatics más ácidos.

La trampa está en que esa melodía tan enérgica y pizpireta, arropada por unas percusiones trotonas, esconde una historia siniestra, perversa y desoladora. Amor, desamor, violencia y venganza. Un río y un cadáver que descansa en el lodo que cubre la ribera. Escupida, más que cantada, la canción te golpea como un tiro.

Jello Biafra dijo que los músicos de country sólo sabían cantar sobre lo mucho que sufrían cuando se emborrachaban y pegaban a sus mujeres. Amigo Biafra, no sólo el country ha utilizado el recurso narrativo del maltrato conyugal y la venganza. «Hey Joe» o «Where Did You Sleep Last Night» son dos excelentes ejemplos que me vienen a bote pronto. Y es que la música popular puede actuar como un bálsamo cicatrizante o ahondar en la herida con la cortante precisión de un bisturí, arrojándonos a la cara el cruel reflejo de las miserias cotidianas. Lo más grande es que Arizona Baby me han hecho reflexionar sobre ello con una historia contada sin rastro de melodramatismo ni moralina, que ya somos mayorcitos para sacar nosotros nuestras propias conclusiones.

Escuchar «Muddy River» es tan excitante y aprensivo como leer Como un guante de seda forjado en hierro. «Unos dibujos tan sencillos no pueden esconder nada malo», piensas. Y es entones, cuando te confías, que el lobo se despoja de su piel de cordero y te muerde la yugular. Y en vez de apartarlo y escapar, lo abrazas y retienes contra ti con una extraña fascinación.

10. X'd out (by Alk)

Esta es una de las canciones que más caña tienen en el directo. Ese tipo de caña que hace que todos los congregados terminen pateando el suelo, saltando y bailando a la vez al más puro estilo cowboy. Sería perfecta para una road movie y desde luego no me va a faltar en los viajes que pueda hacer a partir de ahora.

La primera vez que tengo un recuerdo claro de esta canción, de esas veces que te hace un «click» la cabeza y sabes que los siguientes conciertos los pasarás pensando «que la toquen, que la toquen, por favor, que la toquen», fue en el Sonorama de este año. No sé si fue por el madrugón que nos dimos para llegar por la mañana a la plaza de Aranda de Duero, por la insolación que nos íbamos pillando según iba subiendo el sol, las cañas a deshoras o la deshidratación, pero el caso es que fue muy brutal.

Empezaron el concierto, cañeritos ellos, con mucha energía (¡si hasta Rubén Arizona se desmelenó completamente!), y no solo no bajaron el ritmo sino que lo subieron y en un momento dado, justamente con esta canción, miré hacia la gente y ¡nos habíamos vuelto todos locos! Por cierto, una verdadera lástima que no les programasen junto con Los Coronas el día anterior, habría sido el mejor concierto del festival.

A mí el tema me enganchó por la música en sí, como me pasa casi siempre incluso con mis bandas favoritas. Presto atención a las letras porque quiero saber lo que dicen, claro, pero si no me engancha la melodía, la voz, etc., ya me pueden estar revelando el secreto de la felicidad, que no hay nada que hacer. En este caso es la combinación de guitarras y ritmos, que no sabes si es la percusión la que dirige, o son los acordes de la guitarra; y cuando entra la voz de Javi Arizona se cierra el círculo. Termina la canción y no has parado de marcar el ritmo en el suelo con el pie y de dejarte las cervicales seriamente dañadas, y aun así se hace corto.


10+1. Después de escuchar el tema extra del Second to None, me di cuenta de que me recuerda mucho a los Blind Melon de Shannon Hoon, lo que a su vez me trajo a la memoria las primeras googleadas sobre Arizona Baby que me marqué tras verles por primera vez buscando algo de información sobre estos tres personajes que me resultaba imposible que hubiesen pasado desapercibidos hasta ahora. Bueno pues uno de los comentarios que se hacía en los foros fue «Arizona Baby, teloneros de Blind Melon ya!» o algo así; bueno el caso es que se me quedó grabada, ya que justo el año pasado vinieron Blind Melon al Azkena, y atando cabos y gracias a SanYoutube de mi corazón, descubrí una de las versiones más bonitas del «Life Ain't So Shitty» que he escuchado.

Texto: Mordor Sonoro Crew
Fotografías y montaje: Alk
Vídeo: JaviKaos

Enlaces:

Arizona Baby | MySpace
Subterfuge Records | Página web | mySpace

23 octubre 2009

Jornadas Antifascistas '09

La Coordinadora Antifascista anuncia las Jornadas Antifascistas '09: "Madrid Anticapitalista, Antifascista y Antirracista con un programa nutrido de actividades que se desarrollarán principalmente en los centros sociales okupados de la capital, aunque también contarán con otros escenarios.

Estas jornadas arrancan con el concierto de Def Con Dos y Rest in Hate en el CSO La Traba mañana día 24 de octubre (6€ anticipada / 8 € taquilla) y se prolongan con numerosas actividades, charlas-coloquio, proyecciones y demás hasta el día 21 de noviembre, que clausurarán con otro concierto en el CSO La Traba, esta vez con Ki Sap y SkainHead.

Tenéis el programa completo en la web de la Coordinadora Antifascista.



Enlaces:

Coordinadora Antifascista
Makea

Vivir para ver... Manowar y Bertín Osborne, un parecido razonable

Siempre he sentido simpatía por los Manowar. Sí, ya se que son machistas, horteras y no han inventado nada musicalmente hablando. Pero me molan y tengo casi todos sus discos, al menos hasta el “Triumph of the steel”.

Hoy sin embargo he visto algo… que me ha hecho estremecer...


Sí, son Manowar y Bertín Osborne!!!!!!!!!!!!!!!!

Luego me he dado cuenta de que la definición de los Manowar que he hecho antes es aplicable a Bertín (machista, hortera y musicalmente poco innovador), pero se me han saltado unas lagrimillas. La vida a veces nos trata muy mal...

Para acabar con esto os dejo un par de canciones de Bertín Osborne. La música, ya lo hemos dicho, no maravilla, pero las letras...

La primera («La primera vez») es un clásico y define la filosofía de vida del “galán” tierno y pícaro. Sus primeros escarceos amorosos:


Esta otra («La podadora») en cambio es una declaración de intenciones para los ya iniciados en su mundo. En fin, Bertín se arrepiente de errores del pasado. No tiene desperdicio:


Que os sea leve.
Dr. Jarri

22 octubre 2009

Fiestón jamaiquino all night long con Majaicans y La Familia Torelli


¡Ay, la noche! Tiempo de perros nocturnos, de vividores, crápulas y tahúres. Y también, la noche es tiempo de ocio en el que resarcirse de las miserias cotidianas. ¿Y qué mejor forma de hacerlo que una bacanal jamaiquina (reggae, ska, ragga, soul y... el humo denso que envuelve el ambiente)?.

Mañana, viernes 23 de octubre, en la sala Ritmo & Compás se celebrará un fiestón jamaiquino por todo lo alto. Dos bandas presentan disco, los majariegos Majaicans presentan (¡por fin!) su primer LP homónimo y los catalanes La Familia Torelli harán lo propio con Beyond Organic. En el escenario estarán acompañados por una tercera banda, Lafamille, grupo de allstars con miembros de Hotdrop, Emeterians, The Uppstemians o los propios Majaicans.

La fiesta empezará a las 21:00 y se prolongará hasta las 6:00 de la mañana amenizada por pinchadiscos cuando acaben los conciertos. Y todo por 8/10 euritos de nada.
Joven Frodo

21 octubre 2009

Dos conciertazos para mañana: The Drones vs The Jim Jones Revue

Gareth Liddiard vs Jim Jones, dura decisión.
Foto de The Drones de Get Big, Little Kid. Foto de JRR se su página web.

Mañana, jueves 22 de octubre, hay dos planazos a cual más apetecible.

Por un lado, en Gruta 77, Jim Jones Revue descargará su directo. Recordaréis que hablamos de su espectacular disco hace un par de semanas. Será a las 22:00 horas y por 15 napos.



Mientras, en el Moby Dick, le tocará a The Drones demostrar quién es el mejor grupo australiano de la actualidad. Será a las 21:00 horas y por 20 leuros.



La verdad es que la decisión es chunga. En mi caso, dado que ya vía a The Drones en 2006 cuando pasaron por el Gruta a presentar Gala Mill. Por eso me decido por Jim Jones Revue, si no, me costaría más decidirme, creedme. La música de Jim Jones Revue es puro revisionismo rocanrolero, música tan directa e inmediata que tienes que tener horchata en vez de sangre para no mover las melenas y el esqueleto. The Drones, en cambio, hacen una música áspera y difícil, pero que es mucho más evocadora que la de Jim Jones. La cosa está en decidir entre música directa y sexual o música que sale de las tripas rotas del alma.

Joven Frodo
Enlaces de interés:
JJR | mySpace | página web | Canal de You Tube
The Drones | mySpace | Página web

20 octubre 2009

Escucha el nuevo disco de Arizona Baby en su mySpace

Second to None, el que será el segundo álbum de Arizona Baby saldrá, por fin, el lunes 26 de octubre, de la mano de Subterfuge. Hoy, como adelanto, han publicado las canciones en su mySpace.

Aunque muchas de las canciones las hemos ido oyendo en Radio 3 y en las dos ocasiones que les hemos visto a lo largo del verano, no puedo esperar a desprecintar el disco nuevecito, pincharlo en la cadena y degustarlo tranquilamente.

Y aquí os dejamos el vídeo de «Shiralee», para ir abriendo boca:

Arizona Baby # 1 ME PILLAS EN OTRO PUNTO Shiralee from El Músico Digital on Vimeo.

Y un vídeo del Unplugged en el Barrio que se marcaron para Mordor Sonoro Webzine:


Encontrarás más vídeos del Unplugged en el Mordor Sonoro YouTube Txannel.

Joven Frodo

15 octubre 2009

Checkpoint Rock en el Pequeño Cine Estudio el 16 de octubre


Checkpoint Rock es una película documental dirigida por Fermin Muguruza y realizada por Javier Corcuera de la que ya hemos hablado en otras ocasiones. Después de pasear la película por medio mundo en festivales de distinto pelaje (México DF, Glasgow, Donostia, Ramallah, Santiago de Compostela, Helsinki o Mallorca), ahora la película se estrenará en salas comerciales.

En Madrid se podrá ver a partir del viernes 16 de octubre en el Pequeño Cine Estudio (Calle de Magallanes 1, Metro Quevedo).


Joven Frodo

12 octubre 2009

Suspendida la gira de la Banda Trapera del Río

(imagen sacada de aquí)

La Banda Trapera del Río ha emitido un comunicado en el que anuncian la suspensión de la gira de 2009. Según informa Morfi Grei, a uno de los miembros del grupo, no especifica a quién, le han diagnosticado una grave enfermedad y la gira se anula hasta la recuperación del Trapero.

Desde aquí un saludo y todo nuestro apoyo a la Trapera. Que todo vuelva a la normalidad y que les veamos pronto on the road.

El comunicado trapero:
Cornella de LLobregat, 10 de octubre de 2.009

Queridos amigos y fans de La Banda Trapera del Río

Detectada una grave enfermedad en uno de los componentes del grupo, queda anulada la gira de La Banda Trapera del Río, hasta una pronta recuperación de nuestro amigo.

Queda, eso sí, confirmada la actuacion del 24 de octubre en La Coruña, con el visto bueno por parte del equipo médico, siendo esta fecha la última posible, hasta un futuro proximo.

Tened un fuerte abrazo del grupo… y por encima de todo: ROCK AND ROLL NEVER DIE.

MORFI GREI LA BANDA TRAPERA DEL RÍO

Y aquí un vídeo en directo con la nueva Trapera en el programa de Buenafuente. Se les veía en muy buena forma:



Joven Frodo

10 octubre 2009

Vice Presidentes + The Rare Sound Machine en el Hebe el 17 de octubre


Noticias frescas vienen del norte de Mordor. Los Vice Presidentes, grupazo de grindcore-rock, van a actuar por primera vez en Madrid. Será en el Hebe de Vallekas el sábado 17 de octubre a las 21:30. Y si es en el Hebe, es por la patilla. Tenemos la oportunidad de ver gratis a este grupazo. Actuarán junto al grupo de rock progresivo The Rare Sound Machine.

El concierto es parte del Bloodola Tour 2009/2010 en el que Vice Presidentes harán parada en los siguientes sitios:

16 de octubre - AZPEITIA (Orkatz)
17 de octubre - MADRID-VALLEKAS (Hebe)
23 de octubre - LEKEITIO (Kabaua)
24 de octubre - IRUN (Lakaxita)
31 de octubre - ARRASATE (Gure Leku)

En breve, los Vices nos informarán de nuevas fechas.

No es ningún secreto lo mucho que nos gustan Vice Presidentes en Mordor Sonoro. Su primer disco Basque Street Boys nos encantó y decidimos entrevistarles. Recientemente han publicado Bloodola, un EP en vinilo rojo que se puede descargar gratuitamente desde aquí y desde su mySpace. Además, han sido banda de acompañamiento de Sorkun en Sorkun & Vice Presidentes (el tercer álbum de estudio de la Princess of Euskal Herria) y como tales les vimos en un conciertazo en el Wurlitzer Ballroom hace ya más de un año.

Así que no hay excusas. Vice Presidentes sí o sí.

09 octubre 2009

Dishammer + Dhul Karnain en el Wurlitzer Ballroom - Sábado 10 de octubre

Este sábado 10 de octubre habrá un conciertazo de Dishammer (hace nada hablábamos de su flipante Vintage Addiction) acompañados por Duhl Karnain. Una excelente oportunidad para mover cervicales y melenas y lanzar los cuernos la aire. Será en el Wurlitzer Ballroom a las 22:00 h y por 7 napos de nada.

Aquí os dejamos, para ir abriendo boca, un par de vídeos de Dishammer grabados en el Rock Palace, con versión de Motörhead incluida:





Joven Frodo

08 octubre 2009

The Jim Jones Revue - Poseídos por Little Richard

Esto es rock and roll. Señoras y señores, este disco es una auténtica bomba sónica. Una jodida maravilla absolutamente im-pres-cin-di-ble. Y es que hacía tiempo que no escuchaba un disco de rock and roll tan salvaje e impactante como el primer trabajo de The Jim Jones Revue (Punk Rock Blues Records, 2008).

El rock and roll se caracterizó por ser un sonido gamberro y con altas connotaciones sexuales. Pues eso, y nada más que eso, es lo que han hecho The Jim Jones Revue, actualizar el sonido del rock and roll para que hoy más de 50 años después del invento, siga sonando a peligroso y nos consiga quitar el hipo y decir que guau, que esto sí que es rock. Riffs y melodías más que manidos vuelven a coger lustre de la mano del combo de Jim Jones, consiguiendo darles una vuelta de tuerca más.

The Jim Jones Revue (I. a D.): Elliot Mortimer (piano), Gavin Jay (bajo),
Jim Jones (voz y guitarra), Rupert Orton (guitarra) y Nick Jones (batería).

Foto de Nathan Seabrook, sacada del mySpace de JJR.


Todo en el disco, grabado en directo en 48 horas, es perfecto. La producción cruda y garagera, las guitarras afiladas, la base rítmica demoledora y espídica y la voz de Jim Jones, que es capaz de berrear como un poseso a actuar como un impersonator de Elvis en «Fish 2 Fry». Pero por encima de todo, los teclados. Esos teclados maravillosos que son el alma del disco, puro rock and roll.

Jerry Lee y Little Richard (a quienes versionan en «The Meat Man» y «Hey Hey Hey Hey») estarían orgullos. De hecho, me juego el cuello a que venderían su alma al Diablo por haber sacado un disco como este. Pero el Diablo sólo acepta un trato, y estos dos ya se la vendieron.

Joven Frodo

Y de postre un vídeo de «Princess and the Frog», el temazo que abre The Jim Jones Revue. No me digas que no estás deseando escuchar el disco entero:


Más información:

JJR | mySpace | página web | Canal de You Tube

07 octubre 2009

Tiembla, Toledo. Ya está aquí la Ciudad Imperial de Sudor

Sudor es una de las revelaciones de este año para Mordor Sonoro Webzine. Les vimos con Muletrain y flipamos. Nos pusimos en contacto con ellos y grabamos una entrevista que publicaremos en breve.

Mientras tanto, ahora ando flipado con Ciudad imperial, un EP de cuatro canciones cortesía del sello Sólo Para Punks, y que según leemos en la página web del grupo es «Tan sucio y negro como el culo de un minero, y claro está, de agujero bien gordo. Como a tí te gusta».

Pues sí, qué cojones. Y es que el punk puede estar muy bien producido pero ante trabajos tan viscerales como este te preguntas para qué coño tanta producción en un disco de hardcore punk. Un sonido oxidado salido de las entrañas de estos tres chavales y grabado por Mario (Muletrain, Silla Eléctrica) en local de ensayo de los toledanos; quien consigue que suene a culo, que esto es hardcore.

El EP lo componen cuatro pedradas que duran en torno al minuto (la más larga es de 1'34''); «Escuadrón de fracasados», «La mierda siempre apesta», «Qué más te da» y «Reprimidos». Sudor sacan a relucir esas influencias del hardcore más rápido y que se encuentran en la encrucijada de Discharge con el hardcore escandinavo de bandas como Anti Cimex, Mob 47 y Bastard, según nos comentaron en la entrevista arriba mencionada. Nosotros el rollo escandinavo como que no lo pilotamos, pero sí que aquí hay esa esencia de los primeros grupos de la factoría Dischord como Government Issue o Youth Brigade, así como Eskorbuto, MG15 y Toreros After Olé.

El disco está dedicado a Toledo, «Ciudad Imperial, por esa peste conservadora que expulsa de sus calles, Con la que han querido asfixiarnos y convertirnos en tristes ciudadanos de patéticas ambiciones». Está claro que no lo ha conseguido (asfixiarles) y que tenemos Sudor para rato. Dios salve al Caudillo y a su enclave fascista.

Joven Frodo

06 octubre 2009

El triunfo de ver a Neil Young en el Primavera Sound


A finales de febrero, la organización del Primavera Sound anunciaba a bombo y platillo su plato fuerte. Nada más y nada menos que Neil Young, uno de los grandes de la historia del rock y que, lejos de vivir de las rentas, sigue en la línea del frente ofreciendo conciertos increíbles y discos interesantes. De la presencia de Neil Young en el festival hablamos en su momento, y dejamos caer que casi seguro, alguien de Mordor Sonoro estaría presente. Promesa cumplida.

La primera impresión del festival es apabullante. Literal. El despliegue es casi excesivo. Sistemas de seguridad más propios de la embajada de Israel que de un festival de música. ¿A cuanto de qué quitarte la entrada, no vale con romperla? ¿Y para qué diferentes entradas para el día y para la noche? Una vez dentro, la locura. Un total de cinco escenarios, algunos muy alejados unos de otros, hacen que pases la mitad del tiempo deambulando de acá para allá. La impresión final es que sí, que el cartel puede ser muy bueno, pero entre las coincidencias y las carreras de un lado a otro del recinto no llegas a ver ni a la mitad de los grupos.

Así estaba el escenario Rockdelux durante el pase de Deerhunter.
Foto de Alk, Mordor Sonoro Webzine.

Eso sí, excepto en el escenario Pitchfork, el sonido y la disposición era excelente, ya que las instalaciones cuentan con varios anfiteatros que hacen las veces de cómodas gradas. Lo de poder ver el concierto sentado sin peligro de que alguien se ponga delante es algo que, tanto los bajitos los viejunos agradecen.

A parte de fragmentos de conciertos de Deerhunter (excelentes) y Shearwater (interesantes, aunque el sonido era pésimo), esto es lo que dimos de sí.

Maika Makovski presentó su nuevo trabajo.
Foto de Alk, Mordor Sonoro Webzine.

Maika Makovski ha vuelto a pegar un nuevo golpe de timón a su sonido. Me alucina que tras el cambio de Kradiaw a Kraj So Kóferot (una mini reseña aquí) esta chica sea capaz de dar un nuevo giro con tan buen gusto. El rock musculoso del primero se une a la elegancia del segundo para dar canciones que me recordaron a una mezcla de Jon Ulecia y Atom Rhumba. Rock con toques de country, guitarras afiladas y ritmos casi bailables. El público respondió favorablemente a la nueva propuesta de Maika quien incluso llegó a hacer un bis, cosa inaudita en festivales. Esperamos ya que las negociaciones con el máster lleguen a buen puerto y podamos disfrutar pronto del disco.

Kitty, Daisy & Lewis era una apuesta casi segura. Tras disfrutar mucho con su primer álbum homónimo, quedaba comprobar cómo llevaban éste al directo. Poco ayudados por papá (guitarras y banjo) y mamá (contrabajo) los tres hermanos dieron toda una lección de actitud desde que salieron al escenario. No es cosa de risa que, entre los tres, llegasen a tocar más de seis instrumentos (guitarras, órgano, acordeón, batería, banjo, trombón, xilófono... y alguno me dejaré). Su directo hace que el más incrédulo por su propuesta caiga rendido a sus pies.

Kitty, Daisy & Lewis: algo más que un hype.
Foto de Alk, Mordor Sonoro Webzine.

Llegó el turno de Neil Young, por eso estábamos allí. El escenario y la banda eran los mismos que en el Optimus Alive del año pasado; todo indicaba, pues, que la magia de aquel concierto iba a repetirse en Barcelona. El canadiense arrancó con «Mansion on the hill» y «Hey hey, my my (Into the black)». Parecía que se iba a repetir el show atronador del año pasado en el Optimus Alive (incluso la banda era la misma), pero con «Are you ready for the country» Neil Young se sentó al órgano y el concierto se serenó un poco. La verdad es que hasta «Everybody knows this is nowhere» (el primer clasicazo que puso al público a los pies del canadiense) el sonido fue más que mejorable. Algo totalmente incomprensible y una cagada tremenda por parte de la organización, que tampoco ha explicado porqué en vez de las dos horas y pico prometidas el concierto se quedó en una escasa hora y media.

Siguieron cayendo clásicos imperecederos como «Pocahontas», «Cortez The Killer», «Cinnamon girl» (con TODO el público desgañitándose), «Mother Earth», una vibrante «The needle and the damage done», las emotivas «Heart of gold» y «Old man» y, ya terminada la parte «acústica», una tremenda «Down by the river» en la que la banda atacó el que terminó siendo el tema más largo de la noche; solos y guitarrazos a mansalva nos devolvieron al Young más fiero. Para terminar, cayeron «Rockin' in the free world» y, como único bis «A day in the life», con distorsiones, feedback y rotura de cuertas.

A las 21:30, el mundo se paró.
Foto de Alk, Mordor Sonoro Webzine.

Sorprendió que, tratándose de una gira de presentación no tocase apenas nada de Fork in the Road, del que sólo cayó «Get behind the wheel». Yo, sinceramente, lo agradecí, ya que este álbum es más bien flojo y no aguanta el tipo ante los más recientes Prairie Wind (2005) o, sobre todo, el enorme Chrome Dreams II (2007), del que cayó «Spirit road». Y por las sonrisas del personal, diría que la mayor parte del público también lo agradeció.

Sonic Youth fueron los únicos que hicieron sombra al padrino del grunge, incluso por momentos llegaron a superar a su viejo ídolo, por mucho que me joda reconocerlo. Es increíble como pudieron sonar tan bien, con un sonido perfecto, cuando Neil había tenido sus problemas al principio del pase. Tras entregar el fantástico The Eternal (deudor de los Sonic Youth de los noventa; me recuerda mucho a Dirty y a Experimental Jet-Set, Thrash, and no Star. Este último por cierto, es el primer CD que me compré), los neoyorquinos están exultantes y su actuación en el festival fue una buena muestra. Un verdadero torbellino sónico que noqueó al público y puso de rodillas a incluso a los no creyentes en la religión del noise y del feedback. Todo un conciertazo que dejó a muchos (yo incluido) con la lengua lamiendo colillas.

Black Lips: despiporre garantizado y hostias como panes.
Foto de Alk, Mordor Sonoro Webzine.

Y con los Black Lips llegó el desparrame. Tras dar dos conciertos en el festival ese mismo día (uno en la carpa de myspace y otro en formato acústico), los de Atlanta llegaron para partir la pana y demostrar que, más allá de ser el nuevo hype de las revistas de tendencias, lo suyo es clase, fuerza y (des)control. No se quién fue el membrillo que les programó tan mal, nada menos que a las 3:00 de la mañana, en el escenario más pequeño y «compitiendo» con DJs en el resto de escenarios. Un cúmulo de factores que sumados a su progresiva popularidad hicieron que el concierto se petase y no cupiese ni un alfiler. El público se mostró con ganas de montarla (inolvidable el hielazo en la cara de Jared Swilley —bajo y voz— ¡antes de que siquiera empezasen a tocar! y que aguantó sin decir ni esta boca es mía) y los Black Lips correspondieron: la montaron. Los pogos, empujones y saltos fueron constantes desde el minuto cero, tanto que al final decidimos retirarnos. Aguantamos como ocho canciones, pero no estaban los cuerpos para el lerele. La próxima vez hasta el final. Prometido.

Texto: Joven Frodo
Fotos: Alk

05 octubre 2009

Dishammer y su Vintage Addiction. Satán estaría orgulloso.

Dishammer son uno de los grupos que llevan sonando en mi mp3 desde hace meses. Unos van y vienen, los escucho una vez y los sustituyo rápidamente. Pero ellos siguen ahí, para cuando me apetece mover melenas. Y es que un discazo como Vintage Addiction lo merece. El álbum apareció a finales del año pasado, en doble edición en CD y LP (por el sello Hells Headbangers).

El grupo está formado por Raul (guitarra, en los imprescindibles Moho), Victor (batería), Iñaki (bajo, también de Moho y Looking for an Answer) y Dopi (voz, cambiando radicalmente del registro de Machetazo), viejos perros, pues, en esto del metal y punk extremo.

Dishammer practican un hardcore-thrash-punk brutal, demoledor y anfetamínico, bebiendo tanto de Venom y Celtic Frost como de Slayer, Anestesia y Discharge. Pero, sobre todo, esto suena a como lo harían Motörhead tocando versiones de aquellos.

Dishammer en acción en Xixon. Nos toca dentro de poco.
Foto sacada de su myspace.

Líricamente, Dishammer nos presentan un universo donde las obsesiones de Poe se mezclan con los Evil Dead de Sam Raimi, Demons de Lamberto Bava o Nekromantik de Jörg Buttgereit. Las más malsanas e infames perversiones se hacen realidad según pasan las pistas de Vintage Addiction: catalépticos revolviéndose en sus tumbas, hombre lobos motorizados sembrando el terror, tumbas abiertas y cadáveres violados, ejércitos de muertos vivientes portando el estandarte del caos y Satanás riéndose desde su trono mientras se emborracha con agua bendita e ingentes cantidades de hierba.

Y cuando te quieres dar cuenta... el disco se ha acabado. Ha pasado volando y te ha dejado imágenes de degeneración y caos grabadas en el cerebro.

Y mientras tanto, en el infierno, Asmodeo se quita los auriculares y sonríe. Sí señor, estos chicos le han dado unas cuantas ideas. Y tras una carcajada que retumba en sus dominios de sulfuro, vuelve a pulsar el play.

Joven Frodo

04 octubre 2009

Crónica del Azkena Rock Festival 2009 - El rock no son sólo guitarrazos...

Tarde. Muy tarde llega esta crónica. Pero no podíamos dejar de hacerla. Porque sí. Porque el festival se lo merece. El año que viene, más.

Y otro año más, los perros de Mordor trotábamos hacía Vitoria para nuestra cita anual con el Azkena. Llegamos con ansia de conciertazos y este año de nuevo nos llevamos buen sabor de boca. La verdad es que es un gustazo llegar al recinto y volver a pisar los lugares que tan buenos momentos nos han dado en los últimos años. Este año encontramos algunas novedades como el escenario «amateur» donde subía la gente a tocar unos temillas (se oyeron algunas delicias por allí) o la zona de descanso (poco aprovechada por el ritmo de conciertos). Pero según te aproximas al escenario de turno ya te va entrando el gusanillo de siempre y directamente pasas al estado de «borrachera» (lo del perro de Paulov, ya sabéis).

La asistencia, según LTI, este año ha sido alta; 7400 personas el primer día, 14029 el segundo y 13000 el tercer día (un poco hinchadas, ¿no chicos? Que una cosa son entrada vendidas y otra gente que realmente fue). Aun así, como es costumbre en este festival, no hemos sufrido aglomeraciones ni colas innecesarias. ¡Esto es un lujazo!

Y como en algunas cosas no nos hemos puesto de acuerdo, aquí va una crónica a tres voces, contada por Dr. Jarri (en texto estándar), el Joven Frodo (en azul) y Javi Kaos (en verde). Que en Mordor no somos de opinión única, oiga, aquí hay gustos para todo y cada uno es de su padre y de su madre.

Primer día (14/05/09)

Negras tormentas agitaban los aires. Sumando a eso el frío polar de Siberia-Gasteiz normal que la organización decidiese lo que terminó siendo innecesario (no llovió el primer día, contra todo pronóstico): cambiar toda la jornada del jueves del escenario grande Lux Interior a la carpa Ron Asheton, ambos en honor a dos personalidades del rock recientemente fallecidas. Mucho mejor que el Escenario San Miguel del año pasado.

La jornada comenzó pronto y Jeny Dee & The Deelinquents nos pillaron comiendo en las tiendas. Y por lo que oímos desde allí, mucho me temo que ese fue, para los que estábamos allí, el mejor bolo del día.

Siguió The Inspector Cluzo, donde el dúo gabacho ofreció una buena ración de funk-hard-rock. No es que fuesen la pera, pero agradaron a los que nos congregamos por allí. Es jodido decir que ese fue el mejor concierto del día. Así de reguleros estuvieron los pases de la primera jornada (y es que a mí no me gustaron tanto The Breeders como a Dr. Jarri).

Los Burning, ay. El grupo de la Elipa merece respeto por lo que ha aportado al rock patrio, pero que Johnny sea el único integrante original vivo le resta gracia al asunto. Decidimos dejarlo pasar y escuchar las canciones desde la tienda. Y es que vistos los lamentables especáculos de viejas glorias que nos hemos tragado en este festival, mejor no tentar a la suerte.

White Denim fueron los siguientes. Francamente, tenía curiosidad por verles. Y ver si cambiaba mi opinión sobre ellos tras verles en directo. Nada. Su directo me causó la misma impresión que su disco; el primer tema te dices «vaya, esto mola», al terminar el segundo estás ya más que harto. De la misma forma que no he podido escuchar entero Workout Holiday, dejé el concierto inacabado.

Y al fin pudimos ver a las Breeders y, pese a que el aura de «vieja gloria» de Kim Deal ha caído por sus recientes visitas a nuestro país, había nervios en el ambiente por ver como se lo hacían. No defraudaron. Dieron un buen repaso a su cancionero intercalando algún tema de su último álbum Mountain Battles. Momentos de nostalgia con «No Aloha», de psicodelia con su versión del «Happiness is a warm gun» y de euforia colectiva con «Cannonball». Vamos, lo que queríamos y además bien tocado. Mención especial para la voz de Kim Deal, en muy buen estado. Buena idea programarlas a las nueve. Que estas chicas se confunden mucho con la noche...

Bien es cierto que las Breeders ofrecieron un espectáculo por encima de mis expectativas (como ha dicho Dr. Jarri, la noche confunde a estas chicas y me temía un fiasco), pero aun así el show no pasó de correcto, como era de esperar con un álbum tan flojo como Mountain Battles. Y es que, aunque me gustan mucho Last Splash y Pod, hay que reconocer que las canciones de The Breeders no son tan perfectas, en conjunto, como las de los Pixies.



Un rato después aparecía Juliette Lewis en el escenario. Esta vez con nueva banda The New Romantiques, bastante más de diseño que los Licks con los que vino las anteriores giras. Y aunque no sonaron mal, tampoco llegan a decir nada, eclipsados por el protagonismo de Juliette. La artista vino a repetir el mismo show que ya hemos visto interpretando algunos temas nuevos pero sin llegar a emocionar, excepto al público de las primeras filas que la manosea a conciencia cuando se lanza desde el escenario. Si he de ser justo he de reconocer que en un par de temas más blues la artista llegó a cantar mal. De hecho chirriaba bastante al oído. Bueno, pues eso.

En cuanto a Juliette Lewis, he de comentar, que aunque en lo musical, el espectáculo no fue tan visceral como solía ser, la nueva banda le dio una solidez que ya le hacía falta. Un sonido más cuidado y una puesta en escena más medida, que no controlada en alguna ocasión, fueron las mejoras que a mi juicio ha tenido esta chica. Por lo demás, depende del gusto del oyente.



Cerraban el día los suecos Hardcore Superstar nombre curioso que refleja lo que estos chicos intentan. Mezclar el sleazy rock de Los Angeles con el hardcore más burrito de Nueva York. Vaya, como mezclar agua y aceite. Pues así les quedo la cosa. Regular. Creo que incluso tocaron bastante bien, pero al público no nos llegó a calar su propuesta y aburrieron un poco.

La verdad que en Hardcore Superstar solo se pueden ver clichés, cada gesto, cada movimiento, cada nota, representa una faceta del rock americano más hortera, en el buen sentido, pero que al final no termina de cuajar. Su concierto fue irregular y con exceso de maquillaje y laca de uñas, eso si, tocaron «Wild boys» y «We don't celebrate sundays».

Segundo día (15/05/09)

La segunda jornadá arrancó en el centro de Vitoria donde presenciamos a Eli "Paperboy" Reed. Le habíamos estado escuchando un día antes en Radio 3 y tenía la voz tocada de su concierto en La Riviera (y juerga posterior, según contó, con los miembros de The Right Ons). Su actuación mañanera nos tranquilizó: su voz estaba en buena forma.

Tras la actuación de Eli siguieron las obligadas rondas de pintxos, lo que nos retrasó más de lo querido y nos imposibilitó llegar a ver a Jon Ulecia y sus Cantina Bizarro (una lástima, su disco Last Night Dream es fantástico). Nos contentamos así con poder degustar a Elliot Brood. ¿Sabéis de esos pequños tesoros secretos que todo el mundo tiene? Son para tí, no los quieres compartir con nadie más. Pues esa es la sensación que me quedó despues del concierto de Elliot Brood. Sonaron estupendos, son unos músicos enormes y la poca gente que estábamos en el escenario Lux Interior apreciamos su entrega y guardaremos este recuerdo como oro en paño.

Dr. Dog era uno de los momentos más esperados. Me encantan sus discos y cuando me enteré de que tocarían en Azkena me emocioné. Fue aquella una sensación tan intensa como la estupefacción al ver el arranque del concierto. ¿Dónde estaban esos delicados arreglos instrumentales? ¿Y los maravillosos juegos de voces? Sus instrumentaciones se transformaron en un sonido musculoso que no les sentaba bien y sus excelentes voces en alaridos al viento sin ninguna musicalidad. Más que cantar, berrearon. Poco a poco conseguí entrar en su rollo y me conseguí meter en el concierto, que no terminó de estar mal del todo. Aún así, fue decepcionante. Quizá fue, simplemente, un mal día.

A media tarde Eli "Paperboy" Reed, hacía su entrada en el escenario como los grandes soulmen presentado micrófono en mano al ritmo de su banda The True Loves y con los metales arreciando. A pesar de su aspecto de niño bueno ya desde el principio demostró su admiración por el padrino del soul con unos movimientos espasmódicos y poses de predicador que irían en aumento a lo largo del que —según dijo— sería su último concierto de la gira. Sonó bien, sonó muy bien y levantó unánimemente al (siempre difícil) público del Azkena en varias ovaciones cerradas a la vez que hacía menear las caderas del personal en bailoteos desenfrenados.

Solo añadir que en ningún momento dejó que bajase la intensidad de su espectáculo, con sus veintipocos años ya es un MC como la copa de un pino. Nos tuvo bailando desde que salió, hasta que nos hizo estallar con su versión de más de 10 minutos de «(Doin' the) Boom boom».

Un concierto memorable. No cayó la versión de «The ace of spades» de Lemmy y compañía, pero sí que sonó la apabullante versión del «I'm gonna break every heart I can» del gran Merle Haggard. Todos los de Mordor salimos babeando y con las altas expectativas que teníamos convertidas en realidad.



Nos enteramos al llegar al recinto que Bad Brains habían suspendido su gira europea y entraban en el cartel otros veteranos del punk, U.K. Subs Y aunque teniamos ganas de ver lo "macarras o jamaicanos" que venían los Brains, no fueron, al fin y al cabo, un mal sustituto, dando un concierto justo pero intenso.

La noche nos traía a unos desaparecidos Soul Asylum que pese a desplegar un repertorio bastante digno, no acabaron de convencer. Sería el sonido, que comenzó regulero, sería que Dave Pirner se había bebido demasiadas cervezas.

Y llegó el gran momento. El concierto que todos estábamos esperando, los Black Crowes en Vitoria, en el Azkena, un festival que si no existiese habría que inventarlo para que tocasen ellos. Y mucho se rumorea que el cambio de fechas ha sido a causa de su fichaje. Los Crowes arrancaron fuerte y empezaron a caer temazos como «Sting me», «Hard to handle» o «Remedy», y el público respondió volviéndose loco. Pero un concierto que había empezado tan bien tornó pronto en pesadez. Largos e interminables solos pudieron con mi paciencia y capacidad de atención, haciendo que me aburriese por momentos. Para el final recuperaron el brío, sonando «Goodbye daughters of the revolution» o «Thick n' thin», pero la sensación agridulce no me la pude quitar de encima. Y es que fue un concierto en el que faltaron canciones. No lo digo porque no sonasen, por ejemplo, «Conspiracy» o «Seeing things» (que también). Fue, simplemente, que sobraron pajas guitarreras.



Electric Eel Shock, para muchos el grupo de chinos del batería con un calcetín en la polla. Pero realmente fueron los que pusieron la guinda en esta jornada un poco desigual. Como si se hubiesen tomado 100 cafés salieron berreando y corriendo de un lado al otro del escenario. Lamentablemente no demasiada gente disfrutó de su mezcla de punk, heavy metal y hard rock, después de los Crowes la mayoría del aforo abandonó el recinto, como si ya lo hubiesen visto todo. Pero evidentemente quedaban Electric Eel Shock, y ellos nunca pasan desapercibidos. En resumen, un conciertazo para los adictos al género.


Tercer día (16/05/09)

Por la mañana del último día de festival se comenzó a congregar gente al rededor del escenario situado en el centro de Vitoria. En él se iba a desarrollar uno de los eventos más esperados del Festival. Después de 5 años Mike Farris volvía al Azkena, ya despojado completamente de sus Screamin' Cheetah Wheelies. En este caso su propuesta era más soul y gospel y el formato de este primer concierto prometía mucho. En realidad lo único que necesitó fué abrir la boca para que todo el público se entregase a él. Después de haber visto a Eli "Paperboy" Reed el día anterior, ahora tenía más razón de ser este concierto. Formas, maneras y estilos diferentes pero un mismo resultado, energía soul de alto octanaje. Aún así no terminó de sonar bien.

La tercera jornada de Mendizabala comenzó con Jonny Kaplan & The Lazy Stars en el escenario. Esta era la segunda vez que tocaba en el Azkena y excepto por sus Lazy Stars, no hubo muchos cambios. Rock americano sólido y con unas potentes melodías y abriendo fuego en el escenario pequeño el sábado. Sobre todo sonaron temas de su recién estrenado Seasons, pero tampoco dejaron de sonar temazos como «Ride free» ya casi al final del concierto. Jonny Kaplan se supo ganar al público enseguida, aunque teniendo en cuenta que es frecuente su paso por la península, probablemente no le costó mucho.



Woven Hand ofrecieron uno de los conciertos más intensos del festival. David Eugene Edwards nos dio una buena ración de su particular lectura del sonido americana. Yo esperaba un concierto intenso, sí, pero calmado y elegante. Pues no. Decir que no fue elegante no es en absoluto una pega, pero no es apropiado para describir el oscuro sonido que descargó el ex 13 Horsepower. Acompañado de un bajo y una batería que sonaron brutales y compactos, dándole músculo a los espasmos y guitarrazos de David Eugene Edwards. Para mí, junto a Mike Farris, Eli "Paperboy" Reed y The Soundtrack Of Our Lives, lo mejor del festival.



No entiendo lo de The New Christs. Sus discos me parecen de lo más aburrido y anodino, en directo son más bien flojos y la visión de un Rob Younger con aspecto de octogenario no invitó al disfrute. Un par de canciones y a la zona de descanso.

Mike Farris is the man. Fue pegarle una escucha a Salvation in Lights para darme cuenta de que el concierto del ex Screamin' Cheetah Wheelies iba a ser de lo mejorcito del festival. Y aaunque su pase matutino no terminase de cuajar, el de la tarde fue uno de los mejores conciertos del Azkena. Como ha dicho Javi Kaos, son estilos diferentes los de Mike y Eli. El show del primero se centra en él mismo, mientras que Farris cede el protagonismo a sus músicos, que eran telita, especialmente las cantantes de gospel. Con un público entregado desde el comienzo, el carismático Farris ofreció un recital de éxtasis y paroxismo carnal y espiritual. Si las misas aquí fuesen así...

A la tercera va la vencida. Parece que la organización se ha tragado el orgullo, porque cuando en la edición de 2003 The Soundtrack Of Our Lives hicieron el feo de cancelar el concierto un día antes, la organización señaló que serían vetados de por vida (el año anterior habían hecho lo mismo). Menos mal que se lo tragaron, porque los suecos dieron un pedazo de concierto que será recordado por todos los aficionados. Abandonando su peculiar sonido psicodélico, en directo los suecos son una máquina de rock que cayó como una bomba en la carpa Ron Asheton, que estaba a reventar.

Fun Lovin' Criminals supieron lo que es sufrir a una estrella. En su segunda aparición en el Azkena les tocó la china, tocar justo antes de Alice Cooper en el mismo escenario. La consecuencia de este hecho fue la reducción del tiempo previsto en un primer momento para la banda. Esto también afectó a los Toy Dolls, que tuvieron que actuar en el escenario pequeño, y todo por montar un mega escenario, para que Alice se pudiera pasear a gusto. Evidentemente al grupo no le sentó nada bien y Huey y los suyos afilaron su socarronería para darnos un concierto atípico. Sonaron sus temas clásicos como «The king of New York», «Scoobie snacks» o «Love unlimited», pero también hicieron versiones de las «vacas sagradas» del rock transformando temas como el «Foxy ladie» del Hendrix en un verdadero cañón. En general, todos sus temas sonaron más eléctricos, más guitarreros y más rápidos que de costumbre, pero sin perder ese tufillo tan cool que les caracteriza.



La estrella de la noche era Alice Cooper y como dice Jon Ulecia

Me quedaría por Alice Cooper. Aquí me puede la nostalgia. Crecí musicalmente desde que Alice entró en casa. Y luego cuenta todo el asunto del espectáculo... Bueno, a mí me parece enternecedor que todavía nos intente hacer creer que sigue aquí por la música.

Y sin duda nos lo hizo creer. Ver a Alice Cooper en escena es visualizar el significado de la expresión «tener tablas». Maneja a su banda como a títeres, el escenario como su salón y el atrezzo como el mejor de los actores. Ahí es donde mas impresiona. El repaso a los clásicos no se hizo esperar y comenzó directamente con «No more Mr. Nice Guy», para ir desgranando clásicos: «School´s out», «I´m eighteen», «Only women bleed», «Under my wheels», «Killer», «I love the dead» y «School’s out» para dar paso al momento espectáculo de la noche con brujería, infanticidio y linchamiento incluidos. «Welcome to my nightmare», «Steven», «Dead babies» (el momento horca es de lo que se recuerdan). Así llegó la recta final con «Feed my Frankenstein» y los bises con «Elected» y la inevitable «Poison». Se nos quedó corto. Faltaron temas imprescindibles. Pero casi todos en Mordor nos llevamos un muy buen sabor de boca cortesía de la bruja.

De verdad que sentía curiosidad por ver a Alice Cooper. No es ni mucho menos santo de mi devoción, pero su primera época me gusta. En cuento a lo que ví en el Azkena, me pareció un concierto bastante triste que confirmó mi prejuicio de que Cooper es una estrella caída en desgracia. O quizá fue culpa mía por no entrar en su teatrera puesta en escena, que ni me pareció original ni me terminó de gustar. En cuanto a la banda, a pesar de que demostraron destreza y puesta escénica, no me gustó como banda para Alice Cooper; me pegaban más para una acompañar a, pongamos, un James Hetfield en solitario. Tampoco entendí como dejan solos de batería que no viene a cuento sólo para cubrir el rato en el que Alice se cambiaba el disfraz. Fue un quiero y no puedo.

Y el último concierto y fiesta final corría a cargo de los Toy Dolls. Pues eso, de cabeza al pogo. Allí entre el sudor y la cerveza fuimos escuchando «Victory», la imprescindible «Nelli, the elephant». Los chicos están en forma. Incluso parecían sobrios (no quiero decir que lo estuvieran) Otra ración de aplausos y moratones por todo el cuerpo.



Mención especial para el momento Dave Pirner que protagonizaron dos perrillas de Mordor al asaltar al cantante de Soul Asylum dándose una vuelta para compartir con el sus delirios etílicos y frotarse un poco. Ya sabéis lo del fenómeno fan... Estos son los Vitoria´s Secrets.







Texto: Dr. Jarri, Joven Frodo y Javi Kaos
Fotografías: Alk
Vídeos: Javi Kaos

02 octubre 2009

Calendario de octubre 09 - By Vinagrón y Javier

Calendario de octubre '09, de Vinagrón y Javier. Si el anterior el diseño era un montaje de varias fotografías, este mes es una única (y preciosa) foto.
Haz click en la imagen para descargar en jpg y pdf

Joven Frodo