17 julio 2008

Neil Young 12/07/2008 Optimus Alive. Lisboa

Debido a la imposibilidad de acudir a ver a Neil Young al Rock in Río en Arganda del Rey por razones morales, Mordor evaluó la posibilidad de marchar a Lisboa donde actuaba en el festival Optimus Alive por un poco mas y compartiendo cartel con Bob Dylan, Rage Against The Machine y Ben Harper. Si añadimos la opción playa y darte una vuelta por una ciudad preciosa, no había que pensarselo mucho. Así que partimos hacia Portugal...

Deberíamos hablar también de por qué en Portugal los festivales se hacen mejor en todos los aspectos que en España y sin embargo cobran la mitad por la entrada, pero el tema que nos ocupa es otro...

Ya sé que vimos un festival entero con conciertazos como el de Bob Dylan o Rage Against The Machine, pero la experiencia que supuso para mi ver a Neil Young haciendo lo que hizo, eclipsó todo lo demás...

Poco antes de las diez salía al escenario que ya habíamos visto por la televisión en Madrid, pero eso fue lo único que tuvieron en común ambos conciertos. Para los que conozcáis los discos en directo de Neil Young sabéis lo que significa que al coger la guitarra le pegue un arañazo a las cuerdas que suena como un trueno... el preludio de la tormenta que iba a desatarse.

Pese a que esperabamos a los Crazy Horse no nos decepcionamos, pues a estas alturas su banda de acompañamiento es de sobra conocida por todos, y algunos llevan con el desde Harvest, como por ejemplo Ben Keith (guitarra rítmica, solista y slide) al que presentó como compañero desde la infancia, Rick Rosas (bajo) otro al que llevamos toda la vida viendo incluso con los Crazy Horse, Chad Crownwell (batería), Anthony Crawford (coros, percusiones y teclados) y a los coros Pegi Young, su mujer.

El setlist fue, como no, incompleto (difícil que no lo sea para un artista con 42 albumes, sin contar recopilatorios) a pesar de las poco mas de dos horas que actuó. Sin embargo en comparación con el que vimos de Madrid sí hay que decir que fue mas cañero, bastante más. Only Love, Powderfinger, Cortez The Killer (todavía tiemblo al acordarme... repitiendo una y otra vez la estrofa final...), Spirit Road, Mother Earth, Rockin’ In The Free World (con problemas iniciales con los amplis), el set acústico con Oh, Lonesome Me, Old Man y Heart of Gold incluidos, Words y un final apoteósico con versión de los Beatles (A day in the life) para el bis y rotura de cuerdas y feedback (maestro absoluto) en el tema No Hidden Path

Lo último que había llegado a mis manos de Neil Young había sido el alucinante Heart of Gold, que nos muestra a un artista en el cénit de su carrera, en Nashville, rodeado de amigos y hablando de su hija, pero con toda la sabiduría y el saber hacer de un maestro. De modo que no podía ni imaginarme lo que ví. A un gigante de 63 años con el pelo suelto al viento, moviendose todo el concierto de un lado a otro,¡incluso saltando!, para al final acabar rompiendo todas las cuerdas de la enésima guitarra que sacó a escena en medio de un feedback atronador...

Video de "A Day in the Life"



Video de Rockin´ in the free World



Video del final del concierto

Así se termina un concierto de Rock, cuando se rompen todas las cuerdas...



La mayor ovación del mundo y todos los aplausos no fueron suficientes para agradecer a este hombre la grandísima noche de ROCK que nos regaló. La legendaria tormenta eléctrica de la que habiamos oido retazos en sus discos en directo nos cayó encima dejandonos absolutamente satisfechos. ¡Gracias!


Mas información:
Página Web de Neil Young
Página Web del Festival Optimus Alive
Página Web del festival Rock in Rio Madrid
MySpace de Pegi Young
Página Web de Rick Rosas
MySpace de Chad Cromwell

Dr. Jarri

1 comentario:

Juanfran dijo...

Sí señor, gran crónica y grandísimo concierto. Momentos estelares, coincido en el de «Cortez the killer» (la versión del Weld me flipa y esta no le fue atrás), además de «Mother Earth (natural anthemp)» con ese órgano que me dejó la piel de pollo y, claro, la rotura de cuerdas final.

Chapeau. Y dentro de poco... Bob Dylan. Preparáos.