05 febrero 2009

Crónica de The Grave Yacht Club + The Browns en el Gruta 77


¡Qué grupazos que descubrimos siguiendo a The Browns! En noviembre el 90% de Mordor Sonoro nos quedamos flipados con Arizona Baby. Como ya anunciamos, el pasado domingo el descubrimiento fueron los valencianos The Grave Yacht Club. La pena es que nos encontramos en un Gruta 77 prácticamente desierto (no llegaríamos ni a 50 personas). Y es que un domingo en el Gruta no es un gran plan: con lo que tardan en empezar los conciertos hay veces que no compensa. Pero en fin, todo por los Browns...

Foto por Alk, Mordor Sonoro Webzine.

The Grave Yacht Club, que se encargaron de abrir la noche, fueron de menos a más. Estoy hablando de intensidad, no de calidad. Porque lo cierto es que tienen temas muy buenos, que emanan las esencias de Neil Young destiladas a través de Wilco y otros héroes del americana, con devaneos folkies (muy buena la versión de «The Fisherman's blues») y algún toque oscuro (deberían profundizar más en esa faceta), como el del Nacho Vegas más roquero y que delata su querencia (confesa) por The Black Heart Procession. Además, otros pequeños detalles (pinceladas de tropicalismo y percusiones amerindias) hacen que en Wasted!, su último EP, las canciones resulten más frescas y menos monótonas que las de Get Drunk! su primer LP autoeditado.

Foto por Alk, Mordor Sonoro Webzine.

Pero es que, además, no sólo es que tengan buenos temas. Es que los chicos saben tocar y desenvolverse en escena. Y los pocos congregados lo agradecimos. Dos buenos guitarristas, una voz convincente y una base rítmica entre sutil y contundente, con un batería de lo más versátil. Fue un concierto ameno en el que los de levante nos llevaron al huerto sin que pudiésemos ofrecer resistencia.

Foto por Alk, Mordor Sonoro Webzine.

The Browns salieron a escena con el repertorio parcialmente renovado. Abrieron con «Speed it up», que hacía tiempo que no tocaban. Muchos temas sonaron más rápidos de lo habitual, ganando enteros. En cambio, el cambio de ritmo en «All right», que hicieron un poco más lenta, no le sentó tan bien. En esta ocasión no se entretuvieron en los medios tiempos, que es la parte más floja de su repertorio (aunque «Crazy danger» sea un temazo). Lo suyo son las canciones con músculo y el domingo nos ofrecieron una buena ración que degustamos muy gratamente.

Foto por Alk, Mordor Sonoro Webzine.

Texto: Joven Frodo (con ayuda de Javi Kaos)
Fotos: Alk

Como postre, un vídeo con «Speed it up», sacado del canal de YouTube de The Browns:

1 comentario:

El Meister dijo...

Postazo de los conciertos del año (eclecticismo y muy buen gusto, hilan fino ustedes!) y bonito homenaje, en esta entrada, a dos buenas bandas de rock que trabajan a conciencia sobre esos escenarios de Dios. Un diez!!!