06 abril 2008

El Kalimotxo mezclado en bolsa

Ya lo decían Gigatrón en la famosa canción que todos hemos canturreado en alguna noche de sudor y calor: Vi-va-el-ka-li-mooooo-txooooo...

Este artículo es un homenaje al kalimotxo y en especial a una de sus variantes más populares: kali mezclado en bolsa. Y es que cuando uno mezcla en bolsa ya se sabe que está bebiendo en la calle. Si si, en la calle... es acto tan subversivo que roza la delincuencia y que tanto nos gusta practicar, sobre todo cuando viene el buen tiempo, como ahora.


Hay que apuntar que la Real Academia Española ha aceptado el término calimocho (así, mal escrito... porque los de la RAE son así y tienen muchas faltas de ortografía). La Wikipedia nos ofrece una buena definición de kalimotxo:
Calimocho (quizá del nombre vasco kalimotxo), es un cóctel ezcla de vinto tinto y refresco carbonatado de cola a partes iguales.
La wiki también nos da la recomendación que hacerlo con vino peleón y beberlo frío. Pero eso ya lo sabíamos.

Al parecer, el kalimotxo existe hace mucho tiempo, aunque no con ese nombre. Fue en 1972 cuando en las fiestas del Puerto Viejo de Algorta (Getxo) en una txozna, un par de mendas apodados Kalimero y Motxo a quienes se les había picado el vino que habían comprado para las fiestas decidieron mezclarlo con algo antes de palmar la pasta que habían invertido. Y ahí se le dio el nombre de kalimotxo a lo que desde hacía muchos años se conocía como mochete, jote o Rioja libre.

La pregunta del millón ¿cuál es la proporción de vino y refresco?. Nos aclaran la receta los inventores del kalimotxo:

-¿Cómo calculaban la mezcla?

-Dependía de la velocidad que le metía cada uno. Alguien previsor creyó que había que llenar dos botellas por cada una de vino para hacer desaparecer el desagradable sabor del vino picado.

Los inventores de la mezcla, unos añitos más tarde.
Agustín Martínez, Jon Elorriaga y Martín Múgica. Foto: El Correo Digital.

Kalimotxo mezclado en bolsa

Lo típico que estás en la calle en Madrid y son las 21:59 y apuras el último minuto para comprar alcohol legalmente y consumirlo ilegalmente: no hay donde mezclar. Instrucciones:

Para su elaboración, se usa una bolsa de plástico sin usar, y se abre completamente un cartón de vino y se echa en la bolsa de plástico, posteriormente se rellena el cartón con bebida de cola para separar la mitad de bebida necesaria para la proporción al 50% de cola. De nuevo se vuelca el contenido del cartón en la bolsa y una vez hecho esto, se disponen dos litros de calimotxo en la bolsa y rellenando la botella con el vino del otro cartón, otros dos litros en la botella.

Luego cuidadosamente se hace un agujero en una esquina de la bolsa y se rellenan los dos cartones con el contenido de la bolsa que será el exacto.

Como me imagino que ya sabeis los efectos del kalimotxo sobre el sistema nervioso, el habla y la conducción me salto esa parte y vamos directamente al sistema digestivo: por la noche se bebe kalimotxo y por la mañana se caga colacao. Eso lo saben hasta en el Vaticano.

Hay que añadir que en la frikipedia nos aconsejan no pedirlo nunca si hielo porque te mirarán con mala cara, no beberlo nunca en vaso de cristal porque pierde la esencia, no añadir nada más que vino y refresco de cola porque si no deja de ser kalimotxo y recomiendan que las mejores música para consumirlo son la jevi, el rap, el pop y la batuka.

Además los que pilotais de química ya sabeis que el kalimotxo es el elemento número 13 de la tabla periódica de los elementos como derivado del Alcohol (símbolo químico Al). Ver más detalles sobre la tabla periódica.

Vídeo: el Kalimotxo de mamá. Es un publicitario de Kukuxumusu con la participación de Pablo Carbonell, pero es didáctico, que es lo que se pretende con este post. Así que aquí va:



Post dedicado al Amigo Fuck, que nunca bebió nada mezclado en una bolsa y siempre viaja en taxi.

Enlaces:


Calimocho en la Wikipedia (más formal)
Kalimotxo en la inciclopedia wikia (más práctico)
Historia del Kalimotxo en El Correo Digital
Makea

3 comentarios:

Mordor Sonoro dijo...

kalimotxo!!!!!!katxi kalimotxo bat!!!!!

muy bueno, pero sobre el origen, no es claro que fuera en el pais vasco, parace ser que fue Burgos, aunque es verdad que da lo mismo donde se creara, porque el "kali" por excelencia es la bebida vaska, la que se bebe en la txoznas, y a lo que huelen las fiestas de Bilbo. Todo bar que se precie de serlo, ha de tener minis de Kalimotxo, y todo joven que beba en la calle ha de empezar por beber kalimotxo.

Con este artículo pienso en un personaje de mi pueblo, vasko él, que desde que lo conozco, y son muchos años, siempre es fiel a su mini de kali, y si en un bar no lo sirven, simplemente no entra.....

perrunilla

Juanfran dijo...

El origen no se sabe de dónde es, probablemente de todos los sitios a la vez.

El nombre sí que es vasco, así que la verdadera forma de escribir este fantástico cóctel es KALIMOTXO. Con «k» y «tx».

El artículo de wikipedia no es muy correcto, así que pongo unas puntualizaciones. Para más exactitud acudid a mi fuente, La verdadera historia del kalimotxo, un librito en el que se entrevista a la cuadrilla en cuestión.

Parece ser que existen dos versiones:

A) «... Entonces llegó uno de Erandio al que conocíamos por su apodo, Kalimero. La gente empezó a conjugar su nombre. El tío era bastante feo (mototz-motx en euskera), de modo que entre kalimero y motxo salió el nombre».
B) «... Entonces llegaron al bar Kalimero y Mortxongo, un colega de Erandio y otro de Algorta. Tras muchos intentos salió una palabra sin significado, kalimotxo, que reiteradamente pronunciada llegaba a gustarnos».

Yo el kalimotxo en bolsa lo hacía como sigue: llenábamos una bolsa del Champion con dos briks de vino (marca 'No-Frills') y dos litros de cola (de la misma marca). Mezclábamos bien, hacíamos agujero en una esquina y llenábamos los briks de vino y la botella de dos litros (sin recortar).

Estaba asqueroso.

Mordor Sonoro dijo...

y el dia motxo??????que teñia las botellas?????? y eso sí, al dia siguiente cagabas tal petrólo qe el mismisimo bush hubiera hecho una guerra por tal magnífico combustible.