18 abril 2008

Arrugas, de Paco Roca

Según dicen los enteradillos del tema, el cómic en España está pasando por un momento muy dulce. Esta nueva moda de la historieta, a la que no soy ajeno, me ha hecho superar es (falsa) dicotomía superhéroes-manga que me impedía lanzarme a investigar el mundo del ¿noveno? arte. Que si lo de superhéroes es para flipados, que si el manga ya me aburre... Pero ahora he descubierto que hay cómics que se atreven con temas más personales y, en principio, difíciles de tocar. Biografías de músicos conocidos (Johnny Cash o Kurt Cobain sin ir más lejos), el SIDA, conflictos generacionales, la difícil entrada en la adolescencia... todo vale para ser contado como un tebeo. Y ahora, es el turno del alzheimer.

Paco Roca acaba de editar Arrugas, un cómic que va triunfando por donde pasa: nominado como mejor obra y mejor guión en el salón del cómic de Barcelona, mejor tebeo español de 2007 según el Diario de Avisos, escogida como uno de los 20 cómics del año según la asociación de críticos de Francia... vamos, todo un fenómeno.

Roca ofrece un entrañable relato sobre el alzheimer, la lucha contra la vejez y sobre todo, en mi opinión, la amistad, el amor y los fuertes vínculos que se generan entre las personas. Así dicho suena empalagoso, pero Roca ha conseguido huir del sentimentalismo («sensiblería de 'Verano azul'», según sus propias palabras) y nos presenta un relato con situaciones tiernas, divertidas, emocionantes y, obviamente, tristes.

La historia arranca con Emilio, que sufre alzheimer y es ingresado en una residencia de ancianos. Allí traba amistad con un círculo de ancianos, cada uno con sus historias y particularidades. Lo interesante, y que le da una gran versomilitud a la obra, es que la mayoría de los personajes están basados en personas reales a las que el propio Paco ha conocido directamente o bien, están basados en anécdotas que recopiló al documentarse y visitar algunas residencias de ancianos.

El argumento la verdad es que no presenta muchas sorpresas, a excepción de la divertida escapada en coche de los tres protagonistas (y que me recordó mucho a Alguien voló sobre el nido del cuco), pero no es en eso en lo que descansa el cómic. Arrugas se basa en las relaciones que se van tejiendo entre los diferentes personajes, que, más allá del mero estereotipo, van creciendo según van pasando las páginas.

Y pasan rápidamente, ya que es una de esas historias que, aun sin nada en particular, engancha desde el principio y se lee del tirón.
Joven Frodo

Enlaces de interés:
Paco Roca | página web | Wikipedia | Guía del cómic
Astiberri

1 comentario:

Juanfran dijo...

Bueno, pues hoy ya se conoce que al final Arrugas se ha llevado el premio a la mejor obra y mejor guión en el Salón del Cómic de Barcelona:

http://www.publico.es/culturas/072469/roca/ferry/premios/salon/comic/barcelona