07 abril 2008

Sobre Educación para la Ciudadanía.

Siguiendo con el tema educativo, hace un mes aparecía una noticia en el diario El País, sobre la asignatura educación para la ciudadania en nuestra querida y amada Comunidad de Madrid.

Como suele decirse, éramos pocos y parió la abuela... Si hace poco el Gobierno de la Comunidad de Madrid, planteaba que para las escuelas de infantil privadas no es necesario una titulación específica, ni patio, ni una ratio de 10 niños por aula, ahora sigue con su guerra política contra la signatura Educación para la Ciudadanía. Asignatura que por la Ley Orgánica de Educación de mayo de 2006 es obligatoria en un curso del 3er ciclo de etapa, y en Secundaria en uno de los curso de 2º a 4º ESO.

¿Por qué tanta polémica con esta asignatura? A mi parecer, por la intransigencia y radicalismo de un sector de la población, que se cree con derecho a inmiscuirse en algo que no es de su competencia, estoy hablando de la Iglesia Católica. Y es curioso que sólo sean ellos los que se quejan y se preocupan de lo inmoral de tal asignatura, por promover la igualdad entre sexos, entre seres humanos y transmitir unos valores en consonancia con los Derechos humanos.

Curiosamente los únicos que han criticado esta asignatura son el Foro de la Familia, la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (Concapa), Profesionales por la Ética, Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE), Fundación, San Pablo CEU y la Confederación de Padres y Alumnos (Ceapa), pero no padres de alumnos de otras religiones actualmente presentes en nuestras escuelas públicas y concertada FINANCIADAS CON DINERO PÚBLICO.

Esta asignatura es OBLIGATORIA, al igual que la lengua y las matemáticas, y no atenta contra valores de ningun tipo. Pues bien, tras los hechos ocurridos en Andalucía, donde un tribunal de dudosa imparcialidad daba la razon a la familia de un niño que se declaraba "objetor de conciencia" es la Comunidad de Madrid la que alienta a los padres objetores a llevar su petición a los tribunales...

Aquí os pego la noticia que sepublicó en El País el pasado 3 de marzo:

La Comunidad de Madrid permitirá objetar a Educación para la Ciudadanía

El Gobierno regional espera una "avalancha" de solicitudes tras el fallo judicial.- hasta ahora se han presentado 1.113 peticiones para el curso que viene, la mayoría procedentes de cinco colegios

ELENA G. SEVILLANO - Madrid - 06/03/2008

Dos días ha tardado el Gobierno de Madrid en mover ficha tras la polémica sentencia de la Sección Tercera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), que reconoció, por primera vez en España, el derecho de unos padres a ejercer la objeción de conciencia respecto a la asignatura Educación para la Ciudadanía. El Ejecutivo regional, que este año aún no imparte la materia y que siempre ha mostrado su férrea oposición, ha anunciado que aplicará el fallo judicial a todos los padres que lo pidan. Y espera "una avalancha" de objeciones.

La consejera de Educación, Lucía Figar, se ha reunido esta mañana con las asociaciones conservadoras que se oponen a la asignatura, introducida esta legislatura por el Gobierno socialista. Allí estaban el Foro de la Familia, la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (Concapa), Profesionales por la Ética, Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE), Fundación San Pablo CEU y la Confederación de Padres y Alumnos (Ceapa). Tras la entrevista, Figar ha declarado que, "si no hay ningún cambio legal" tras la sentencia del tribunal andaluz, su Gobierno estimará "positivamente las objeciones de conciencia", es decir, que las dará por buenas.

De este modo, los niños (o, más bien, sus padres) que objeten quedarán eximidos de cursar la asignatura el año que viene, cuando se ponga en marcha en la Comunidad, y, por lo tanto, tampoco serán examinados de ella. Preguntada por qué harán con los alumnos esas horas lectivas, la consejera ha contestado que darán "instrucciones" a los colegios e institutos para que "todos recibirán la atención educativa más adecuada". La alternativa a la asignatura la decidirán los propios centros, que según ha dicho Figar, ya tienen experiencia con otras materias como Religión católica o Educación Física. Figar ha explicado que en estos casos la alternativa consiste en hacer trabajos o en estar en la biblioteca de manera que no sea una "atención discriminatoria" la que reciben frente al resto de los alumnos.

Cinco colegios objetan "en bloque"

"No se les puede dar más clases extra de ninguna asignatura", ha agregado. En la Comunidad de Madrid, la asignatura se implantará el próximo curso 2008-2009 y estará en el temario de 2º y 4º de ESO. La consejera ha cifrado en 1.113 las objeciones recibidas hasta ahora en su departamento, al tiempo que ha revelado que la mayoría proceden de "cinco colegios" que han "objetado en bloque". Sin embargo, Figar no ha querido precisar de qué centros se trata por una cuestión de protección de datos. Con estos datos en la mano y a la luz de la sentencia, la responsable madrileña de Educación espera de aquí a septiembre una "auténtica avalancha" de rechazos a Educación para la Ciudadanía.

La materia de Ciudadanía se ha encontrado desde su creación en 2006 con la oposición frontal de obispos y otros grupos católicos, y el PP la suprimirá si gana las elecciones. La resolución del tribunal andaluz se ha producido a cinco días de los comicios generales y andaluces. En Andalucía, otros 433 alumnos han objetado ante la Junta, que ha rechazado todos los recursos. La Fiscalía ha anunciado que impugnará ante el Supremo la sentencia, que exime a un niño de Huelva. Según cuenta hoy este periódico, uno de los ponentes del fallo, Enrique Gabaldón Codesido, es hijo del presidente de honor del Foro de la Familia y ex vicepresidente del Constitucional, José Gabaldón López, quien lleva llamando a la objeción de conciencia de los padres contra la asignatura en artículos y foros de opinión desde que Educación dio luz verde a la asignatura.

En su comparecencia, la consejera madrileña ha señalado que aunque esta sentencia se refiere a un caso concreto, los argumentos que recoge son "de caracter universal" y les parecen de "plena validez". Mientras el Tribunal Supremo no se pronuncie, el Gobierno madrileño hará una lectura de la ley "lo más garante posible y lo más favorable posible" a los derechos de los padres.


Hay que recordar a estos individuos/as, que para dar formación religiosa estan las iglesias, que la LOE es para todos los centros, privados, concertados y públicos, y que a asignatura en cuestión es tan importante como la Ética, las matemáticas o la Filosofía.

¿Solución? Pararle los pies a este sector de la población, en mi opinión extremista, todos sabéis a lo que me refiero, ¿¿¿no??? Vamos, que de una vez por todas la Iglesia y la religión no formen parte de la política, y mucho menos dejar que se metan en la Educación de un país, que por principios es no discriminatoria y fomenta la igualdad entre las personas, ( o eso pretende). Y es más, alumno que objete, alumno que no obtiene el título de Secundaria ni de Primaria.

Lady perrunilla, por una educación Pública y de Calidad.

6 comentarios:

Mordor Sonoro dijo...

Se podían dejar de polladas y meter todas estas "mierdomarias" en optativas, y que cada uno elija por lo que quiere regir sus valores, morales, eticas, y/o religiones del color que sean, además asi crearían más curro para profes
Y digo mierdomarias con todo el respeto a sus respectivas disciplinas, lo que pasa es que me parece una pérdida de tiempo y energía que se estén discutiendo estos temas habiendo otros mucho más importantes
alk

Mordor Sonoro dijo...

Si el problema ya no es tanto la asignatura, que puede ser una "maría" como las poyadas que se estan haciendo, donde al fin y al cabo los afectados son los alumnos. Que en Madrid la Espe haga lo que sale de los ovarios sin importarle más que llevar la contraria. Yo creo que la dominancia religiosa ha de quedar fuera de una escuela publica, que ha de ser plural en todo y respetar todo, y el problema ya no es tal o cual asignatura, sino el intrusismo que hay en la educación.

Mordor Sonoro dijo...

Si el problema ya no es tanto la asignatura, que puede ser una "maría" como las poyadas que se estan haciendo, donde al fin y al cabo los afectados son los alumnos. Que en Madrid la Espe haga lo que sale de los ovarios sin importarle más que llevar la contraria. Yo creo que la dominancia religiosa ha de quedar fuera de una escuela publica, que ha de ser plural en todo y respetar todo, y el problema ya no es tal o cual asignatura, sino el intrusismo que hay en la educación.

Mordor Sonoro dijo...

Para mi el problema es que este tipo de "educación", que para mi es más "orientación" en lo que a estas asignaturas respecta, entre dentro de la obligatoriedad, ya sea ética, religión o punto de cruz
Independientemente de lo que opino de Esperpento Aguirre, me parece lógico que dentro de una reforma educativa que afecta no solo a la educación en coles públicos, que un cole religioso (concertado, subvencionado o jandeporado) quiera mantener la asignatura de religión frente a cualquier otro sustitutivo, e igual de lógico, que no todo el mundo quiera cursarla
el problema es la imposición de unas guías morales que no todo el mundo ve del mismo modo, y que unos se pasan de políticamente correctos, y los otros son unos rancios, la solucion?: OPCIÓN,
ahora que se busquen las castañas las monjas para encontrar profes pastafaris
me joden mucho las imposiciones, y las de tipo moral ya ni te cuento, y no entiendo que significa "educación para la ciudadanía"

Juanfran dijo...

Pues yo creo que los padres tiene todo el derecho del mundo a ejercer objeción de conciencia, igual que lo hicieron los padres los padres que en su momento la ejercieron cuando la religión era obligatoria. Así se consiguió, mal que bien, una asignatura de Ética.

No voy a opinar sobre el «adoctrinamiento» que ejerce esta asignatura poruqe, sinceramente, no conozco los contenidos.

Pero incluso si se tratase de una asignatura que defienda «valores democráticos» seguiría siendo doctrina por parte del Estado. ¿Y si yo no creo en esos «valores democráticos» (sobre todo si son de las democracias capitalistas como la nuestra)?

Que se dejen de chorradas y dejen la educación moral fuera de las escuelas, incluidas Religión y Ciudadanía.

Eso que lo dejen para las clases de filosofía.

Santiago Chiva de Agustín dijo...

Educación para la ciudadanía hubiera sido una buena apuesta si hubiera verdadera voluntad de buscar lo que une a los españoles. Es evidente que no todos pensamos lo mismo sobre la vida, el matrimonio, la sexualidad o la familia. Sin embargo, hay muchas cosas en las que estamos de acuerdo una mayoría muy cualificada de los ciudadanos: por ejemplo, en la necesidad de promover la solidaridad con las personas ancianas, enfermas o necesitadas, de un modo práctico, haciendo visitas a esas personas, con una preparación previa; ¿no podíamos esforzarnos en buscar lo que nos une? En todo caso sería mejor que servirse de la educación para imponer a los hijos aquello en lo que sus padres no creen. Parece que buscar lo que une es más una estrategia en periodo de crisis que algo en lo que crea el ejecutivo.

Un saludo,

Santiago
http://opinionciudadano.blogspot.com/