19 diciembre 2007

Lisabö - Ezlekuak

No ha sido hasta hace poco (por invitación a participar en un especial «lo mejor de 2007» de un programa amigo) que he vuelto a escuchar Ezlekuak, el enorme tercer trabajo de Lisabö. Ya con la distancia que nos da el tiempo puedo reseñar en Mordor Sonoro este disco. Y es que no es fácil asimilar un disco de Lisabö, y Ezlekuak no iba a ser una excepción.

Lisabö son una gran banda, eso está fuera de toda duda. Hace tiempo que las comparaciones con Fugazi (y otros grupos en la órbita de eso que llaman post-hardcore) sobran. Y sobran porque empequeñecen a los vascos, ya que, en mi opinión (y siempre desde lo difícil que es comparar a dos grupos tan, a mi entender, diferentes) Lisabö son una banda con mayor calidad y pegada que Fugazi, y no es que los de Washington DC me parezcan malos, ni mucho menos.

Lo primero que me llamó la atención fue el diseño, tan sobrio como impactante. Lo segundo fue la sensación, al comenzar su escucha, de que Ezlekuak es, para quienes lo dudasen, la demostración de que Lisabö están muy lejos de haberse acabado. Lo dejan claro desde «Hazi eskukada I», tema con el que abren el álbum. Con semejante temazo es difícil que el disco no te entre, pero Lisabö son duros de pelar y hace falta tener ganas para meterte de lleno en su mundo. Un mundo donde la música, densa y oscura, se acopla como un reloj a las letras, que desprenden sentimientos como odio, resentimiento y resignación, dejando, en contadas ocasiones, un finísimo resquicio para la esperanza. Pero no nos engañemos: el mundo es feo y así aparece reflejado en Ezlekuak. Las letras, con una elevada carga poética, son responsabilidad de Martxel Mariscal (quien fuera miembro de los grandes Beti Mugan) y que en los créditos figura como un miembro más. Y se nota que Martxel no pasa por su mejor momento (según nos contó Iñigo Muguruza en una reciente entrevista). Desde aquí un saludo y un abrazo para pasar mejor esos malos momentos.

Merece la pena reseñar que Ezlekuak es la primera referencia de Bidehuts, sello creado por los propios Lisabö junto con Anari e Inoren Ero Ni (de los que esperamos ansiosos su prometido nuevo disco). Así, Lisabö no dejan la autogestión de la que siempre han disfrutado (Esan Ozenki-Metak nunca interfería en el proceso creativo de sus grupos). Ezlekuak se presenta tanto en CD como en vinilo (precioso, de 180 g y con el CD incluido).

Déjate llevar, elimina los prejuicios que puedas tener y disfruta, poco a poco, de este álbum. Con las suficientes escuchas te darás cuenta de que estás ante lo mejor que se ha editado este 2007.
Joven Frodo

Fotos: fotolog de Lisabö-Bidehuts

Enlaces de interés:
Lisabö en Wikipedia

1 comentario:

Juanfran dijo...

Otras cosa reseñable es que Bidehuts editó Ezlekuak con una licencia Creative Commons 2.5. Anda y que se joda la SGAE, que de estos no ve un duro.